BP augura una caída de la demanda del crudo en los próximos 30 años por la crisis del Covid-19.

BP pronostica una caída de la demanda de petróleo en los próximos 30 años en los tres escenarios analizados como consecuencia de la crisis derivada del Covid-19, según señala en sus perspectivas energéticas anuales.

En concreto, la petrolera británica augura una reducción del 10% para 2050 en el escenario ‘Business-as-usual’ o ‘BAU’ (sin cambios), alrededor de 55% de reducción en el escenario ‘Rapid’ (rápido), llegando al 80% en ‘Net Zero’ (emisiones netas cero).

Según BP, en el escenario ‘BAU’ la demanda se mantiene plana hasta principios de la década de 2020 y tanto en ‘Rapid’ como en ‘Net Zero’, la demanda de petróleo nunca se recupera del todo de la caída causada por el Covid-19.

La compañía achaca la disminución de la demanda de petróleo a la creciente eficiencia y electrificación del transporte por carretera. En los tres escenarios, según BP, el uso del petróleo en el transporte alcanza su punto máximo a mediados y finales de la década de 2020.

La participación del petróleo en la satisfacción de la demanda de transporte cae de más del 90% en 2018 a alrededor del 80% en 2050 en ‘BAU’, al 40% en ‘Rapid’ y a solo el 20% en ‘Net Zero’.

Por otro lado, BP pronostica que la demanda mundial de energía va en aumento en los tres escenarios, impulsada por el incremento de la prosperidad y los niveles de vida en el mundo emergente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *